Print
Parent Category: Budismo en español
Category: Mahayana en español
Hits: 1979

Dada la mañana del Jueves 2 de Febrero de 1995. Esta fue la última enseñanza de Gen Rinpoche en el Gompa. El propio Gen Rinpoche decidió enseñar esa mañana, y puesto que la enseñanza no estaba programada, la única gente presente allí fueron cuatro personas miembros de la sangha, que estaban en aquel momento. Sin embargo, había un fuerte sentimiento de que la enseñanza se estaba dando para todos. Aunque en aquellos momentos el cuerpo de Gen Rinpoche estaba muy débil, su mente era tan aguda como siempre, y su consejo era directo.

La enseñanza fue traducida por el Ven. Sonam Tenzin.



He dicho muchas veces que no hay diferencia entre las palabras del Protector Nagarjuna, y las palabras de Buda.
Nagarjuna dijo en un verso que de todos los tipos de riqueza, la riqueza del contento era la mejor. Aunque no tengas riqueza material, eres rico cuando tienes contentamiento. Con el contento tienes la riqueza perfecta, suprema y absoluta. Así que lo que estas líneas expresan es muy importante.

¿Qué significa el contentamiento? El contentamiento viene del estar satisfecho con lo que uno tiene. Significa que tengas lo que tengas, uno piensa:"Esto es bastante, es suficiente para mí". Uno no siente que deba de acumular muchas cosas, o tener cosas de una calidad extremada. Si uno tiene contentamiento, no tiene este tipo de aferramiento.

En general, deberíamos de pensar lo tremendamente afortunados que somos. Aunque no tengamos muchas joyas adornando nuestra cabeza y cuerpo, como ocurre con los nagas, tenemos un precioso renacimiento humano, que tiene las ocho condiciones y las diez oportunidades favorables. Porque tenemos esas ocho condiciones y esas diez oportunidades favorables, tenemos la oportunidad de practicar el Dharma. En esto somos más afortunados que los nagas, quienes aunque tengan joyas, no tienen las ocho condiciones y las diez oportunidades favorables, de forma que no pueden practicar el Dharma de forma adecuada.


Por lo tanto, somos extremadamente afortunados, mucho más afortunados que la mayoría de los seres. Debido a la amabilidad de nuestros maestros y a las Tres Joyas, hemos obtenido un precioso cuerpo humano, por ello podemos practicar de forma adecuada.

También se dice de los nagas, que cuantas más joyas lleven prendidas en su cabeza, mayor es el sufrimiento de sus cuerpos, puesto que han de acarrear estas joyas. Y por supuesto, tienen el sufrimiento de perderlas o de que se las roben. Esto demuestra que este tipo de joyas no son útiles.

"El Maestro de Dioses y Hombres declaró que el estar satisfecho
era la mejor de las riquezas. Permaneced
siempre satisfechos. Quien conoce la satisfacción,
es verdaderamente rico, aunque carezca de posesiones materiales.

¡Gentil señor! Aquellos que tienen pocos deseos
carecen de la miseria de aquellos que tienen muchas posesiones.
De muchas de las cabezas de los más notables entre los nagas,
se obtiene mucha miseria"

Nagarjuna “Carta a un Amigo”

Aunque nosotros, como practicantes ordenados, no poseemos este tipo de joyas, tenemos las preciosas ocho joyas de las condiciones y las diez joyas de las libertades, así que somos extremadamente ricos en cuanto a nuestras necesidades para practicar el Dharma. Deberíamos de recordar lo afortunados que somos, e incluso cuando damos un paseo, deberíamos de amontonar piedras Mani, etc, y practicar todo lo que podamos. Nunca tendremos mejores condiciones que estas para practicar Dharma; estas son las mejores condiciones posibles. Incluso los seres celestiales carecen de condiciones tan favorables como las nuestras, porque ellos no tienen maestros que les enseñen el Dharma. No tienen el tipo de circunstancias que nosotros tenemos.


Así que la enseñanza de este primer verso sobre el contentamiento, es que si uno tiene contentamiento, aunque carezca de riqueza material, posee la riqueza suprema o absoluta.
El contento es una cosa verdaderamente maravillosa, en el sentido de que aunque se tenga tan solo un poco de dinero, piensa "Es maravilloso, tengo este dinero". Pero sin contentamiento, no importa cuánto dinero tengas, da lo mismo que sean 100$, que 1000$ o que sean 10000$, uno siempre quiere más, siempre está insatisfecho con lo que tiene.

Esta es la enseñanza de Nagarjuna. Deberíamos de escuchar con atención la enseñanza de Nagarjuna, porque realmente no es diferente de la de Buda. Yo os he enseñado toda la "Carta Amistosa", y quiero que la recordéis bien. Es una gran enseñanza, así que no deberíais de permitiros olvidarla. También es muy bonita para escucharla y leerla, especialmente el verso que dice que si tienes contento, tienes la riqueza absoluta. Estas líneas son hermosas para escucharlas, especialmente en tibetano. Todos los versos son como esos, hermosos de escuchar.

Si cuando he encontrado una oportunidad como esta,
no me aplico en aquello que es bueno,
no puede haber mayor decepción,
y no puede haber mayor locura.

Si el surgimiento de un Tathagata,
la fe, el logro de un cuerpo humano,
y mi empeño en cultivar la virtud, son raros,
¿Cuando los obtendré otra vez?

Shantideva “Guía al Camino de los Bodhisattvas”

Shantideva dijo que si uno tiene un precioso renacimiento humano, y no sigue el camino de la virtud, no hay nada más vergonzoso que eso. No hay mayor pérdida que él no aplicarse a la virtud mientras que se posee un precioso renacimiento como humano.


Deberíamos de tener a Milarepa como nuestro ejemplo. No tenía joyas, de hecho no tenía ni tan siquiera tsampa para comer, sin embargo, porque tenía un precioso cuerpo humano con todas las condiciones, y porque lo utilizó sabiamente, fue capaz de lograr la iluminación en esta vida.

Pero los nagas, que tienen su cabeza adornada con joyas, a veces también el cuerpo, no tienen un precioso renacimiento humano, así que no pueden dotar de significado a sus vidas, al igual que los animales, y no pueden generar un renacimiento humano. Probablemente tampoco puedan generar un renacimiento como animal; no tienen nada, excepto el sufrimiento corporal ocasionado por esas joyas.

El tener un cuerpo humano no es algo que ocurra siempre, sino tan solo esta vez. Así que tenéis la posibilidad de lograr la gran felicidad, pensando de la forma correcta, cogiendo la esencia de vuestro precioso renacimiento humano. Si lo dejáis para mañana, o para el día después, terminaréis con las manos vacías, sin haber acumulado ningún mérito.

Es increíblemente difícil encontrarse con un renacimiento humano que esté en contacto con el Dharma, así que no lo malgastéis. Intentad practicar lo más intensamente que podáis. Puede haber muchos miles de millones de personas en el mundo, pero el número de los que se encuentran con las enseñanzas de Buda es muy pequeño. Podéis pensar que es fácil y común encontrarse con las enseñanzas de Buda, pero no es así.


Podemos mirar dentro de nuestros méritos, para ver si obtendremos un precioso renacimiento humano en nuestra próxima vida. Si encontramos que estamos guardando tan solo parcialmente nuestros votos y nuestras obligaciones, entonces no hay ninguna esperanza para nosotros. Solo una persona loca diría que alguien que guarda sus votos y obligaciones pobremente, tendrá la oportunidad de lograr un renacimiento humano.

Por otro lado, si mantenemos nuestros votos y compromisos con cuidado, con tanto cuidado como protegeríamos nuestra posesión más valiosa, o nuestra propia vida, entonces tendremos una oportunidad.
Sería muy extraño pensar que podríamos tener un precioso renacimiento humano en la próxima vida, mientras malgastamos esta vida no practicando de manera adecuada, y no guardando cuidadosamente nuestros votos. Sería lo mismo que un granjero que no siembra nada de semilla en primavera, y que espera cosechar abundantemente grano en otoño.

Tan pronto como hayáis oído una enseñanza, debéis de aplicarla inmediatamente a vuestra práctica. Este es mi excelente consejo.

 

 

 


Trad. al castellano por el ignorante y falto de devoción upasaka Losang Gyatso.