Print
Parent Category: Budismo en español
Category: Vajrayana en español
Hits: 1444

 

Cuando yo estoy feliz, es a ti a quien honro y reverencio;

Cuando sufro, es a ti a quien llamo en busca de ayuda.

Vosotros sois mi fuente de esperanza en esta vida,

Y la protección para la siguiente:

Padmasambhava, Avalokiteshvara, y mi amable lama raíz.

Aunque vosotros asumáis estos nombres y formas diferentes,

En la expansión de vuestra sabiduría,

Y en vuestras acciones, no sois diferentes.

Por lo tanto, sin consideraros como algo separado,

Sino fusionados en uno,

Yo os ruego: ¡Protegedme con vuestra compasión!

¡Inspiradme con vuestras bendiciones,

En todo momento, y en toda ocasión!

Ahora que yo he encontrado esta existencia humana,

Con sus libertades y ventajas,

¡Permitidme practicar las enseñanzas más esenciales!

La vida, lo mismo que un día de invierno, dura poco;

Por lo tanto, ¡Permitidme dedicarme a lo que es significativo:

El Dharma!

Si tuviera que afrontar la muerte de repente,

¡Permitid que las enseñanzas vengan rápidamente en mi ayuda!

Cuando emprenda el largo viaje a la otra vida,

¡Permitid que mis provisiones de Dharma estén completas!

Donde quiera que nazca, cualquiera que sea mi destino,

¡Permitid que mi propensión hacia el Dharma esté despierta!

No importa lo que ocurra, felicidad o sufrimiento, bueno o malo,

¡Permitid que siempre tenga fe en el Dharma!

Puesto que es la infalible entrada al Dharma,

¡Permitid que las raíces de mi fe sean fuertes!

Puesto que es la base definitiva del Dharma,

¡Permitid que mi entrenamiento en la no violencia sea seguro!

Puesto que es el eje del Dharma,

¡Permitidme seguir el verdadero curso de la realidad!

Puesto que es la quintaesencia del Dharma,

¡Permitidme realizar la bodhicitta en sus dos aspectos!

Puesto que el mantra de las seis sílabas1 es el rey de las prácticas,

¡Permitidme recitarlo, y meditar firmemente!

¡Qué pueda practicar el Dharma de forma auténtica y sin obstáculos,

Y que pueda encontrar condiciones favorables en abundancia,

Tal y cómo deseo!

Teniendo a los maestros y las deidades como mis testigos,

¡Qué puedan estas plegarias mías de aspiración hacia el Dharma

Ser sembradas en tierra fértil, y sin que fallen nunca,

Que puedan ser realizadas, y que nunca lleguen a gastarse!

Esto fue escrito por Tenpé Nyima, para el devoto Drala Pendar.

Traducido al inglés por Adam Pearcey.

Trad. al castellano por el ignorante y falto de devoción upasaka Losang Gyatso.

 

 

1 OM MANI PADME HUM.