Print
Parent Category: Budismo Indien
Category: Indien Sutra en español
Hits: 1019

El Noble Sutra Mahayana llamado “Las Preguntas de Aksayamati”.
Arya Aksayamati Pariprccha nama Mahayana Sutra.

Esto he oído. Cierta vez el Buda estaba residiendo cerca de Rajagriha, en la Montaña Pico del Buitre, junto con una asamblea de 1.250 monjes. Allí también estaban presentes 10.000 Bodhisattvas Grandes Seres , entre los cuales se encontraban el Bodhisattva Estandarte de Sabiduría, el Bodhisattva Estandarte del Dharma, el Bodhisattva Estandarte de Luna, el Bodhisattva Estandarte del Sol, y el Bodhisattva Estandarte Ilimitado; también estaban dieciséis Bodhisattvas laicos, de los cuales el más destacado era Bhadrapāla; sesenta Bodhisattvas, Grandes Seres de mente incomparable, de los cuales el más destacado era Mañjushri; todos los Bodhisattvas Grandes Seres del Eón Afortunado, de los cuales el más destacado era Maitreya; y otros sesenta mil Bodhisattvas Grandes Seres, de los cuales el más destacado era el Bodhisattva Aksayamati .
En aquel tiempo, el Bodhisattva Aksayamati, se levantó de su asiento, descubrió su hombro derecho, se arrodilló sobre su rodilla derecha, juntó las palmas de sus manos frente al Buda, y le rindió homenaje postrando su cabeza a los pies del Buda. Entonces, él esparció flores preciosas entorno al Buda, como ofrenda, y dijo: “El Bhagavan habla de la mente de la Iluminación . ¿Por qué principio habla de ella? ¿Cuáles son las vías por las cuales un Bodhisattva logra la mente de la Iluminación? ¿Qué es la mente de la Iluminación? En la Iluminación , la mente es inaprehensible; en la mente, la Iluminación también es inaprehensible. Separada de la Iluminación, la mente es inaprehensible; separada de la mente, la Iluminación también es inaprehensible. La Iluminación carece de forma, carece de signos, y no puede ser expresada; la mente también carece de forma, carece de signos, y no puede ser mostrada; y los seres también son así. Ninguno de los tres puede ser aprehendido. Bhagavan, puesto que todos los fenómenos son así, ¿Por qué principio deberíamos de cultivarnos?”
El Buda dijo: “Buen hombre, escúchame con atención. La Iluminación de la que Yo hablo no tiene nombre intrínseco o descripción. ¿Por qué? Porque en la Iluminación, el nombre y la descripción son inaprehensibles. Lo mismo es verdad para la mente y los seres. Esa comprensión es llamada “Mente de la Iluminación”.
La Iluminación no tiene nada que ver con el pasado, presente, o futuro. La mente y los seres tampoco tienen nada que ver con el presente, pasado, o futuro. Aquel que comprende esto es llamado “Bodhisattva”; no obstante, en el estado de Bodhisattva, tampoco hay nada que pueda ser aprehendido.
De alguien que realiza que todos los fenómenos son inaprehensibles, se dice que “ha alcanzado la mente de la Iluminación”. Un Arhat que ha alcanzado el estado de un Arhat, realmente no ha conseguido nada; y es solamente para acomodarse a la convención por lo que se dice que ha logrado el estado de un Arhat.
Todos los fenómenos son inaprehensibles, y la mente de la Iluminación no es una excepción. Para guiar a los Bodhisattvas principiantes, se habla de mente de la Iluminación, pero en todo esto no hay ni mente, ni el término “mente”; ni Iluminación, ni el término “Iluminación”; ni seres, ni el término “seres”; ni Oyentes , ni el término “Oyentes”; ni Realizadores Solitarios , ni el término “Realizadores Solitarios”; ni Bodhisattvas, ni el término “Bodhisattvas”; ni Tathagatas , ni el término “Tathagatas”; ni lo condicionado, ni el término “condicionado”; ni lo no condicionado, ni el término “no condicionado”; ni el logro en el presente, ni el logro en el futuro.
Sin embargo, buen hombre, Yo utilizaré palabras como medio de expresión, y te explicaré las diez vías para despertar la mente de la Iluminación:
En primer lugar está el voto de ser el más destacado en el cultivo de las extensas raíces de virtud, del mismo modo en que el Monte Sumeru destaca por encima de todo lo demás. Esta es la base de la Perfección de la Generosidad .
En segundo lugar está el voto de establecerse firmemente en todos los preceptos aceptados por uno, lo mismo que la gran tierra soporta todo. Esta es la base de la Perfección de la Moralidad .
En tercer lugar está el voto de tener un fuerte deseo de soportar todas las penurias con coraje y tranquilidad, lo mismo que un gran león domina a todas las bestias sin miedo. Esta es la base de la Perfección de la Paciencia .
En cuarto lugar está el voto de tener el poder arrollador de vencer a las emociones aflictivas, lo mismo que Nārāyana derrota a sus oponentes. Esta es la base de la Perfección del Esfuerzo Entusiasta .
En quinto lugar está el voto de cultivar las virtudes y de desarrollar todo tipo de raíz de virtud, las cuales florecerán como los árboles floridos de pārijāta y kovidāra. Esta es la base de la Perfección de la Concentración .
En sexto lugar está el voto de erradicar la ignorancia y los engaños, del mismo modo en que la ilimitada luz del Sol disipa la oscuridad. Esta es la base de la Perfección de la Sabiduría .
En séptimo lugar está el voto de consumar todas las aspiraciones meritorias y todas las glorias, de forma que uno pueda librar al mundo de los peligros y desastres, lo mismo que un mercader benevolente y rico, haciendo uso de sus recursos con habilidad. Esta es la base de la Perfección de los Medios Hábiles .
En octavo lugar está el voto de vencer todos los obstáculos, y adquirir así una mente perfectamente pacificada y pura, como una Luna llena clara. Esta es la base de la Perfección de los Poderes .
En noveno lugar está el voto de adornar y de purificar a todos los seres, y a todos los Campos de Buda , de realizar todos los hechos virtuosos, y de tener éxito en todo lo que uno haga, lo mismo que un hombre pobre que ha conseguido un tesoro inagotable, puede hacer realidad todos sus deseos. Esta es la base de la Perfección de las Oraciones de Aspiración .
En décimo lugar está el voto de adquirir bendiciones y conocimientos tan ilimitados como el espacio, y obtener el dominio sobre todos los fenómenos, lo mismo que un Rey Universal Que Gira la Rueda es el señor de todo el universo. Esta es la base de la Perfección de la Sabiduría Primordial .
Buen hombre, aquel que tiene éxito en cultivar estas diez vías para despertar la mente de la Iluminación, es llamado un Ser Iluminado , un ser sublime, un ser libre de obstáculos, y no un ser ordinario. Sin embargo, puesto que la realidad de los fenómenos es inaprehensible, en todo esto no hay realmente ni ser, ni mente, ni Iluminación.
Además, buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Generosidad, considera diez cosas como las más destacadas: 1) la fuerza de la fe; 2) el poder de la fe; 3) la aspiración; 4) la aspiración siempre en incremento; 5) el beneficio de los seres; 6) la gran bondad; 7) la gran compasión; 8) la práctica de las cuatro formas de acercar al Dharma; 9) el amor hacia el Dharma del Buda; y 10) la búsqueda de la omnisciencia. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Moralidad, considera diez cosas como las más destacadas: 1) mantener puras y limpias sus acciones corporales; 2) mantener puras y limpias sus acciones verbales; 3) mantener puras y limpias sus acciones mentales; 4) no albergar resentimiento o malos deseos; 5) la purificación y abolición de los estados miserables de la existencia; 6) evitar los ocho contrarios ; 7) transcender los Niveles de los Oyentes y Realizadores Solitarios; 8) permanecer seguro de los méritos del Buda; 9) completar todos los deseos; y 10) completar sus grandes votos. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Paciencia, considera diez cosas como las más destacadas: 1) el abandono del enfado; 2) desocuparse de su propio cuerpo; 3) desocuparse de su propia vida; 4) confianza y comprensión del Dharma; 5) llevar a los seres a la madurez; 6) el poder de la bondad; 7) la realización en conformidad con el Dharma; 8) la realización del profundo Dharma; 9) la paciencia vasta y suprema; y 10) la eliminación de la oscuridad de la ignorancia. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección del Esfuerzo Entusiasta, considera diez cosas como las más destacadas: 1) actuar en conformidad con los seres; 2) regocijarse siempre de las acciones meritorias de otros, hechas con cuerpo, habla, o mente; 3) no ser nunca indolente; 4) dedicarse a progresar; 5) cultivar el esfuerzo correcto; 6) cultivar los cuatro fundamentos de la atención mental; 7) destruir a los enemigos, las emociones aflictivas; 8) observar todos los fenómenos; 9) llevar a los seres a la madurez; y 10) perseguir la omnisciencia. Estos son los diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Concentración, considera diez cosas como las más destacadas: 1) permanecer seguro en los fenómenos virtuosos; 2) emplazar la mente en un objeto; 3) alcanzar el equilibrio meditativo emplazando la mente en un objeto; 4) la concentración correcta; 5) la liberación en base a la concentración meditativa; 6) la fuerza de la concentración; 7) el poder de la concentración; 8) la destrucción de los enemigos, las emociones aflictivas; 9) la perfección de todas las concentraciones; y 10) la absorción meditativa que protege el Dharma. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Sabiduría, considera diez cosas como las más destacadas: 1) la observación perfecta de los cinco agregados ; 2) la observación perfecta de los dieciocho elementos y de los doce campos de los sentidos ; 3) la visión correcta; 4) la atención correcta; 5) la comprensión completa de las Cuatro Nobles Verdades; 6) el abandono de las visiones erróneas; 7) la fuerza de la sabiduría; 8) la Realización de la No Verdadera Producción de los Fenómenos; 9) el poder de la sabiduría; y 10) el conocimiento sin impedimentos. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de los Medios Hábiles, considera diez cosas como las más destacadas: 1) penetrar las mentalidades y los deseos de los seres; 2) fortalecer a los seres con sus poderes; 3) la gran bondad y la gran compasión; 4) llevar incansablemente a los seres a la madurez; 5) rechazar los niveles de los Oyentes y Realizadores Solitarios; 6) el conocimiento superior y las visiones; 7) el cultivo de todas las Perfecciones; 8) ver a todos los fenómenos tal como realmente son; 9) adquirir los poderes inconcebibles; y 10) alcanzar el nivel de no retroceso. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de los Poderes, considera diez cosas como las más destacadas: 1) el conocimiento de la jungla de las mentalidades de todos los seres; 2) el conocimiento de la jungla de todas las actividades impuras de todos los seres; 3) el conocimiento de la jungla de las aspiraciones y entendimiento superior de todos los seres; 4) el conocimiento de la jungla de todas las actividades sensoriales de todos los seres; 5) el conocimiento de la jungla de todas las actividades de los dieciocho elementos de todos los seres; 6) el conocimiento de la jungla de todas las actividades de las impurezas secundarias de todos los seres; 7) el conocimiento de la jungla de todas las actividades de los seres en la existencia cíclica; 8) el conocimiento de la jungla de todos los resultados de las acciones cometidas en el pasado, presente, y futuro por todos los seres; 9) el conocimiento de la jungla de los hábitos de todos los seres; y 10) madurar incansablemente la jungla de las capacidades de los seres. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de las Oraciones de Aspiración, considera diez cosas como las más destacadas: 1) conocer que no surge ningún fenómeno; 2) conocer que todos los fenómenos carecen de forma; 3) conocer que los fenómenos no cesan; 4) conocer que no existen los fenómenos; 5) no estar apegado a nada; 6) conocer que ningún fenómeno llega a existir; 7) conocer que ningún fenómeno va al cese; 8) conocer que todos los fenómenos carecen de existencia inherente; 9) conocer que todos los fenómenos son iguales, sin un principio, medio, o final; y 10) no diferenciar el principio, medio, o final en ningún fenómeno. Estas son las diez.
Buen hombre, un Bodhisattva que practica la Perfección de la Sabiduría Primordial, considera diez cosas como las más destacadas: 1) la comprensión perfecta y el análisis de todos los fenómenos; 2) la perfección completa de los fenómenos blancos ; 3) la acumulación de las numerosas provisiones del Bodhisattva; 4) la reunión de amplias provisiones de hechos benditos y de conocimiento; 5) la perfección de la gran compasión; 6) la entrada a todos los diferentes mundos; 7) la comprensión de todas las actividades impuras de todos los seres; 8) el esfuerzo propio para entrar en el estado de un Tathagata; 9) el buscar entrar en los estados excelentes de posesión de los diez poderes, las cuatro ausencias de miedo, y los dieciocho atributos exclusivos de un Buda; y 10) ascender al trono de un Ungido , y conseguir las cualidades supremas de un Omnisciente. Estas son las diez.
Buen hombre, cuando los Bodhisattvas Grandes Seres, practican las diez perfecciones, ellos observan diez cosas en cada categoría como las más destacadas.
Además, buen hombre, ¿Cuáles son los significados y funciones de las Perfecciones? Hacen que uno reconozca claramente las prácticas que sobrepasan a las de los Oyentes y Realizadores Solitarios; hacen que uno reconozca claramente la vasta, y perfecta sabiduría de los Tathagatas; hacen que uno se desapegue de los fenómenos condicionados y no condicionados; hacen que uno comprenda lo indeseable de la existencia cíclica, tal como es; hacen que se iluminen aquellos que aún no están Iluminados; permiten que uno adquiera el inagotable tesoro del Dharma de los Tathagatas; hacen que uno obtenga una liberación libre de obstáculos; hacen que uno salve a los seres por medio de la generosidad; hacen que uno complete sus votos por medio de la moralidad; hacen que uno logre todos los signos auspiciosos por medio de la paciencia; hacen que uno llegue a entender todas profundas enseñanzas del Buda por medio del esfuerzo gozoso; hacen que uno genere los Cuatro Inmensurables por medio de la concentración meditativa; hacen que uno erradique todas las aflicciones por medio de la sabiduría; hacen que uno acumule las enseñanzas del Buda por medio de los medios hábiles; hacen que uno complete las enseñanzas del Buda por medio de las oraciones de aspiración; hacen que se despierte la fe pura en los seres por medio de los poderes; hacen que uno obtenga la sabiduría omnisciente de los Tathagatas por medio de la sabiduría primordial; hacen que se adquiera la Realización de la No Verdadera Producción de los Fenómenos; hacen que se obtenga el estado de no regresión; hacen que se purifique el Campo de Buda; hacen que los seres sean llevados a la madurez; hacen que se consume la sabiduría de todos los Tathagatas, en el lugar de la Iluminación ; hacen que sean vencidos todos los demonios ; hacen que uno consiga el dominio sobre las cuatro bases de los poderes milagrosos; hacen que uno no permanezca ni en la existencia cíclica, ni en el Nirvana; hacen que se transciendan todas las virtudes de los Oyentes, Realizadores Solitarios, y Bodhisattvas; hacen que sean derrotadas todas las doctrinas heréticas; hacen que sean logrados los diez poderes, las cuatro ausencias de miedo, y los dieciocho atributos exclusivos de un Buda; hacen que se alcance la Iluminación Suprema; y que se giren las doce clases de Ruedas del Dharma. Todos estos son los significados y las funciones de las Perfecciones.
Además, buen hombre, cuando un Bodhisattva Gran Ser está a punto de morar en el Nivel de Gran Alegría -el primer Bhumi o Nivel del desarrollo del Bodhisattva-él tendrá primero una visión de todos los cientos de miles de millones de miríadas de tesoros ocultos en un universo de un billón de mundos.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Inmaculado -el segundo Nivel del Bodhisattva-él tendrá primero una visión de un universo de un billón de mundos con sus terrenos planos como la palma de una mano, y con los adornos puros de innumerables cientos de miles de millones de miríadas de flores de loto preciosas.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel Luminoso -el tercer Nivel del Bodhisattva-él tendrá primero una visión de sí mismo vistiendo una armadura y blandiendo una porra, reprimiendo a los enemigos impávidamente y con absoluta resolución.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel Radiante -el cuarto Nivel del Bodhisattva-él primero tendrá una visión de todos los tipos de flores raras siendo esparcidas por el suelo por el viento proveniente de las cuatro direcciones.
Cuando el Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel Difícil de Conquistar -el quinto Nivel del Bodhisattva-él primero tendrá una visión de mujeres adornadas con guirnaldas de flores de atimuktaka, vārsika, y campaka sobre sus cabezas, y con diversos adornos sobre sus cuerpos.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Aproximándose (Claramente Manifiesto) -el sexto Nivel del Bodhisattva-él primero tiene una visión de un hermoso estanque de agua clara y pura con los ocho méritos. El fondo del estanque estará cubierto de polvo de oro, en sus lados habrá unas escaleras hechas con joyas, y estará adornado con lotos azules, rojos, blancos, y de diversos colores. El se verá a sí mismo disfrutando en este estanque.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Yendo Lejos -el séptimo Nivel de un Bodhisattva-él primero tendrá una visión de los infiernos a su izquierda y derecha, y se verá pasando a través de ellos sin sufrir el menor daño.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Inamovible -el octavo Nivel de un Bodhisattva-él primero tiene visiones de sí mismo teniendo los signos de un rey león en sus hombros, aterrorizando a las fieras.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Intelecto Perfecto -el noveno Nivel de un Bodhisattva-él primero tiene una visión de sí mismo como siento un Rey Universal que Gira la Rueda enseñando el Dharma, rodeado de innumerables cientos de miles de miríadas de reyes; y estando a la sombra de varios toldos blancos, limpios, y enjoyados.
Cuando un Bodhisattva está a punto de morar en el Nivel de Nube del Dharma -el décimo Nivel de un Bodhisattva-él primero tendrá una visión de sí mismo con un cuerpo de color dorado, con las treinta y dos marcas auspiciosas de un Buda, y con un halo de luz de varias decenas de centímetros de radio. El estará sentado sobre un trono de león elevado, amplio y confortable, y rodeado por innumerables cientos de miles de millones de miríadas de dioses del Cielo de Brahma, y quienes respetuosamente le harán ofrendas y le escucharan exponer el Dharma.
Buen hombre, debido al poder de las absorciones meditativas, un Bodhisattva, un Gran Ser, tendrá cada una de estas visiones, antes de su logro de cada uno de los Diez Niveles.
Además, buen hombre, un Bodhisattva en el Primer Nivel perfecciona la Perfección de la Generosidad; en el Segundo Nivel, la Perfección de la Moralidad; en el Tercer Nivel, la Perfección de la Paciencia; en el Cuarto Nivel, la Perfección del Esfuerzo Entusiasta; en el Quinto Nivel, la Perfección de la Concentración; en el Sexto Nivel, la Perfección de la Sabiduría; en el Séptimo Nivel, la Perfección de los Medios Hábiles; en el Octavo Nivel, la Perfección de los Poderes; en el Noveno Nivel, la Perfección de las Oraciones de Aspiración; y en el Décimo Nivel, la Perfección de la Sabiduría Primordial.
Además, buen hombre, un Bodhisattva que cumpla el primer voto para despertar la mente de la Iluminación, alcanzará la Absorción Meditativa de la Revelación del Tesoro; con el segundo voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Buena Permanencia; con el tercer voto, alcanzará la Absorción Meditativa Inamovible; con el cuarto voto, alcanzará la Absorción Meditativa de No Regresión; con el quinto voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Flor Preciosa; con el sexto voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Luz del Sol; con el séptimo voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Realización de Todos los Significados; con el octavo voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Antorcha de la Sabiduría; con el noveno voto, alcanzará la Absorción Meditativa de la Realización Directa del Dharma del Buda; y con el décimo voto, alcanzará la Absorción Meditativa Heroica .
Además, buen hombre, un Bodhisattva consigue el Dharani de las Bendiciones Superiores en el primer Nivel; el Dharani Insuperable, en el Segundo Nivel; el Dharani de la Buena Permanencia, en el Tercer Nivel; el Dharani Indestructible, en el Cuarto Nivel; el Dharani Inmaculado, en el Quinto Nivel; el Dharani Rueda de la Luz de Sabiduría, en el Sexto Nivel; el Dharani del Hecho Estupendo, en el Séptimo Nivel; el Dharani del Discernimiento Puro, en el Octavo Nivel; el Dharani de la Manifestación de las Ilimitadas Doctrinas, en el Noveno Nivel; y el Dharani de la Inexhaustible Matriz del Dharma, en el Décimo Nivel.
En aquel tiempo, en la asamblea, un dios llamado León Estandarte de Luz Sin Impedimentos, se levantó de su asiento, descubrió su hombro derecho, se arrodilló sobre su rodilla derecha, juntó las palmas de sus manos frente al Buda, y dijo: “¡Qué maravilloso, Bhagavan! ¡Qué maravilloso, Sugata ! Esta doctrina es tan profunda y extensa que abarca todas las enseñanzas de los Budas”.
Entonces, el Buda dijo a León Estandarte de Luz Sin Impedimentos: “Así es, así es, tal como tú has dicho. Buen hombre, si un Bodhisattva puede escuchar y aceptar esta doctrina, incluso temporalmente, él o ella nunca retrocederán del propósito de alcanzar la Iluminación Suprema. ¿Por qué? Ese buen hombre o esa buena mujer, han plantado raíces de virtud y han madurado diversas raíces de virtud; por tanto, él o ella después de haber oído el Sutra, están impresionados.
Buen hombre, si los hombres y mujeres oyen este Sutra, todas las buenas raíces de virtud que ellos han plantado serán purificadas, y consecuentemente ellos no dejarán de ver al Buda, de oír el Dharma, de hacer ofrendas a la Sangha, y de llevar a los seres a la madurez. Ellos no estarán separados del Dharani del Sello del Océano; del Dharani de las Manifestaciones Ilimitadas; del Dharani de la Penetración de los Deseos y Mentalidades de los Seres; del Dharani del Estandarte de la Luz Pura del Sol; del Dharani del Estandarte de la Inmaculada Luz de Luna; del Dharani de la Ruptura de Todas las Cadenas; del Dharani que Destruye las Ilimitadas Aflicciones como un Diamante Igual a una Montaña Adamantina; del Dharani de la Comprensión de las Palabras que Expresan la Igualdad de la Naturaleza del Dharma ; del Dharani de la Comprensión del Lenguaje y la Voz de la Realidad; del Dharani Impreso por el Sello de Pureza Ilimitada Revelado por la Vacuidad; y del Dharani de la Consecución y la Manifestación de los Ilimitados Cuerpos de un Buda.
Buen hombre, si un Bodhisattva realiza estos Dharanis, el será capaz de transformarse en los Cuerpos de la Forma de un Buda para enseñar a los seres en todos los mundos de las diez direcciones. Sin embargo, a la Luz de la Naturaleza del Dharma, él ni viene, ni enseña a ningún ser. El no se aferra a las palabras que utiliza para enseñar el Dharma. El es imparcial y firme. Aunque manifiesta un cuerpo que nace y muere, en realidad no hay nada que surja o cese; no hay un solo fenómeno que venga o vaya. El realiza que todos los fenómenos son primordialmente quietud, y así permanece seguro en la Verdad de un Buda. ¿Por qué? Porque no hace distinción entre los fenómenos”.
Durante la exposición de esta doctrina, treinta mil Bodhisattvas alcanzaron la Realización de la No Verdadera Producción de los Fenómenos; innumerables Bodhisattvas alcanzaron el estado de no retroceso del propósito de lograr la Iluminación Suprema; innumerables seres decidieron buscar la Iluminación; e innumerable monjes alcanzaron el Ojo de Dharma.
Cuando el Buda terminó la enseñanza de este Sutra, el Bodhisattva Intelecto Infinito, y los monjes, dioses, humanos, semidioses, gandharvas, y similares, estaban llenos de júbilo. Ellos lo aceptaron con fe, y comenzaron a practicarlo con veneración.

Traducido del sánscrito al chino por el Maestro Tripitaka Bodhiruci. Catálogo Taisho Nº 310, Sutra Nº 45.

Traducido al castellano y anotado por el ignorante y falto de devoción upasaka Losang Gyatso. Editado a 17/10/2016.