Print
Parent Category: Budismo en español
Category: Enseñanzas de S. S. el Dalai Lama
Hits: 1662

 

Dirigida a los diecisiete grandes panditas de la gloriosa Nalanda.

 

Por Su Santidad el XIV Dalai Lama.

 

 

Perfectamente surgido a través del compasivo deseo de beneficiar a los seres, y más exaltado incluso que los dioses, has alcanzado el supremo nivel de protección, abandono y realización, y guías a los seres hacia la liberación a través de las enseñanzas sobre el origen dependiente.

 

 

Poderoso Sakyamuni, Sol entre los maestros, con devoción ¡Te rindo homenaje!

Brillantemente clarificaste el significado de la realidad, el propósito último de la Madre Prajnaparamita, con profundos modos de razonamiento lógico basados en la originación dependiente; fundador de la tradición del Camino del Medio del Vehículo Supremo1, profetizado por el propio Buda. Noble maestro Nagarjuna, ¡A ti te ruego!

fuiste el más destacado de sus herederos espirituales, supremamente instruidos y realizados, un maestro de todas las infinitas escuelas de filosofía, dentro y fuera de nuestra tradición, y la gloriosa joya que corona a todos los seguidores del sistema de Nagarjuna. Bodhisattva Aryadeva, ¡A ti te ruego!

 

Tú clarificaste el propósito de la sabiduría de los Nobles, el significado ultimo de la originación dependiente, así como el punto profundo y crucial relativo a la existencia meramente nominale imputada, y alcanzaste el nivel de la suprema realización. Noble Buddhapalita, ¡A tus pies ruego!

Gran pandita, que fundó el sistema compresible en el que los extremos, tales como el surgimiento de entidades verdaderas, son refutados, y la lógica válida y los objetos externos comúnmente percibidos son aceptados. Maestro Bhavaviveka, ¡A ti te ruego!

Tú desarrollaste y elaboraste sobre el sendero completo del Sutra y del mantra, enseñando sabiamente lo profundo y vasto, la tradición del Camino del Medio de apariencia y vacuidad, en la que los dos extremos son elucidados a través de la originación dependiente y del mero hecho de la condicionalidad. Glorioso Chandrakirti, ¡A ti te ruego!

Sabiamente revelaste a la asamblea de los discípulos afortunados, el más maravilloso y asombroso sendero de la gran compasión, de muchas formas y con razonamientos profundos y vastos. Bodhisattva Shantideva, ¡A ti te ruego!

Fundador de la tradición que sabiamente combina Madhyamaka y Pramana, enseñando el Camino del Medio de las dos vacuidades de acuerdo a las capacidades de los discípulos, e introduciendo las enseñanzas del Buda en la Tierra de las Nieves, Gran Abad Shantarakshita, ¡A ti te ruego!

 

Tú brillantemente expusiste los estados de meditación de acuerdo a ambos, Sutra y Mantra, combinando la visión del Camino de Medio más allá de los extremos con la unión de samatha y vipassana, y revelando claramente las enseñanzas sin error del Buda en la Tierra de las Nieves. Noble Kamalasila, ¡A ti te ruego!

Guiado y protegido por Maitreya, trabajaste brillantemente para fomentar todas las enseñanzas Mahayana, y sabiamente exponer el sendero de la conducta extensa. Fundador de la tradición de la Solo Mente, profetizado por el Buda. Noble maestro Asanga, ¡A ti te ruego!

Tú defendiste la tradición de los siete tratados del Abhidharma y de las dos vacuidades, y clarificaste las filosofías de los Vaibhashika, Sautrantica y Vijnanavada; el más excelente de los eruditos, renombrado como un segundo Buda Omnisciente, Maestro Vasubandhu, ¡A ti te ruego!

 

Maestro de la lógica que dio los ojos del razonamiento inteligente, revelando cientos de caminos para llegar al conocimiento válido, iluminando las enseñanzas del Buda con una lógica incontrovertible. Noble Dignaga, ¡A tus pies ruego!

Tú entendiste completamente todas las áreas de la lógica, tanto dentro como fuera de tú propia tradición, y a través del sendero del razonamiento aportaste un conocimiento definitivo de los profundos y vastos acercamientos de las escuelas Sautrantica y Solo Mente, mostrando sabiamente los maravillosos acercamientos que ofrecía el Dharma. Glorioso Dharmakirti, ¡A tus pies ruego!

Tú mantuviste encendida la lámpara que ilumina el texto del Ornamento de la Clara Realización, y el significado de la sabiduría transcendente transmitido por Asanga y su hermano, de acuerdo con la tradición Madhyamika más allá de todos los extremos de existencia y no existencia. Arya Vimuktisena, ¡A tus pies ruego!

 

Como profetizó el Buda, tú explicaste la Madre Prajnaparamita, y de acuerdo a las instrucciones recibidas del protector Maitreya, clarificaste las Tres Madres, las escrituras supremas de la sabiduría transcendental. Acharya Haribhadra, ¡A ti te ruego!

Tú brillantemente resumiste el significado de la amplia colección del Vinaya, de acuerdo con la tradición de los Sarvastivadines, y explicaste el Pratimoksha (liberación individual) de forma inigualable y sin error. Supremamente disciplinado e instruido Gunaprabha, ¡A tus pies ruego!

Tú obtuviste las preciosas cualidades que son como un tesoro de las tres ramas del entrenamiento, y brillantemente explicaste el significado de las amplias escrituras, para preservar la continuidad de las enseñanzas de la disciplina monástica. Supremo sostén del Vinaya, Shakyaprabha ¡A tus pies ruego!

Tú impartiste todas las profundas y vastas enseñanzas dadas por el Buda, explicando los senderos para los seres de los tres niveles de capacidad espiritual, y fuiste la causa de que las enseñanzas del Buda florecieran en la Tierra de las Nieves. Amable y precioso Señor Atisha, ¡A ti te ruego!

 

A través de estas oraciones mías, hechas con una mente de fe vívida e inquebrantable, a estos que son los más brillantes de entre los eruditos, los cuales, como ornamentos, realzan y embellecen el mundo, y fueron las fuentes supremas para tan maravillosas y excelentes enseñanzas. ¡Pueda mi mente ser bendecida de forma que madure y obtenga la liberación!

Que pueda yo ser bendecido de forma que plante la base para el sendero de la libertad; que pueda entender la naturaleza fundamental de la realidad y el significado de las dos verdades, ganando certeza sobre las Cuatro Verdades y como el samsara es perpetuado o terminado, y a través del conocimiento válido, desarrolle una fe estable y duradera en las Tres Joyas.

Que pueda yo ser bendecido para que llegue a perfeccionar la inconcebible bodhicitta, junto con sus raíces: una mente de renuncia que busca el logro final de la perfecta liberación, en la que todas las formas de sufrimiento y sus causas son completamente pacificadas, y un compasivo deseo de proteger a todos los seres, tan ilimitados en número como el espacio.

Que pueda ser bendecido para que yo llegue fácilmente a una definitiva comprensión de todos los profundos puntos de los senderos del vehículo de la Perfección Transcendental2 y del Vajrayana, a través del estudio, la reflexión y la meditación sobre el significado las obras clásicas de los grandes maestros pioneros.

Que vida tras vida, pueda yo encontrar siempre la situación perfecta, y llevar a cabo el Triple Entrenamiento3. Que pueda yo trabajar por el bien de las Enseñanzas, al igual que hicieron los grandes maestros pioneros de antaño, y que tanto a través de la enseñanza como de la práctica, pueda yo mantener y ampliar la transmisión y la comprensión del Dharma.

¡Que en cada comunidad pueda haber más y más grandes eruditos y practicantes, los cuales se aparten por completo de todas las formas de vida erróneas y carentes de ética, y que dediquen su tiempo al estudio y la reflexión, a la enseñanza y la meditación, de manera que todo el mundo sea realzado y sea un hermoso lugar digno de contemplar!

¡Que a través del poder de esto, pueda yo atravesar todos los Caminos4 y los Estados del Completo Acercamiento5, combinando Sutra y Mantra, para alcanzar el nivel de un Buda Omnisciente, espontáneamente beneficiándonos tanto a mi mismo como a los otros, y que pueda continuar para colmar los deseos de los seres durante tanto tiempo como exista el espacio!

Todas las maravillosas explicaciones de las profundas y vastas enseñanzas excelentemente reveladas por el Señor Buda, que fueron compuestas por estos eruditos de la noble tierra de la India, pueden abrir los ojos de la inteligencia en cualquiera que tenga discernimiento. Que estas enseñanzas aún sean estudiadas, reflexionadas y meditadas hasta hoy, y que no hayan desaparecido después de 2550 años, es debido a la amabilidad de estos grandes eruditos. Por lo tanto, yo compuse esta oración para recordar su amabilidad y, con una fe firme, aspirar a seguir sus pasos.

Ahora, cuando el mundo ha desarrollado tremendos avances en los campos de la ciencia y la tecnología, pero en el que también estamos muy distraídos por el ajetreo de nuestras vidas, es de crucial importancia para nosotros el seguir al Buda para desarrollar una fe basada en la comprensión de las enseñanzas de Dharma del Buda. Por consiguiente, deberíamos de investigarlas, analizando y preguntando con una mente imparcial e inquisitiva. Si somos capaces de desarrollar esta fe que se basa en la comprensión, las excepcionales obras de las tradiciones vastas y profundas compuestas por estos maestros universalmente conocidos como los “Seis Ornamentos, y los Dos Supremos”, al igual que otros como Buddhapalita y Arya Vimuktisena, son indispensables.

Con esto en mente, encargué la confección de un tanka representando a los diecisiete más doctos y realizados maestros de Nalanda, añadiendo otros nueve maestros de los linajes profundo y vasto al tanka tradicional de los “Seis Ornamentos y los Dos Supremos”. Junto con esto, me sentí inspirado a componer una oración como esta, llena de sincera devoción hacia estos grandes y doctos maestros, y alguno de mis más sinceros amigos en el Dharma también me animó a hacerlo. Así que por esto fue por lo que yo, el monje budista Tenzin Gyatso, el cual ha logrado una confianza y fe incontrovertible en las excelentes obras de estos doctos maestros, y que figura entre los menos capaces de entre cuantos han estudiado estas composiciones maestras, escribió esta “Oración para Encender los Tres Tipos de Fe, dirigida a los diecisiete grandes Panditas de la Gloriosa Nalanda”.

Fue completada en Thekchen Chöling, Dharamsala, en el Distrito de Kangra de Himachal Pradesh, en India, el primer día del onceavo mes de la Serpiente de Hierro, en el decimoséptimo ciclo del calendario (15 de Diciembre de 2001), 2545 años después del Buda, de acuerdo al sistema Theravada.

¡Que pueda ser virtuoso!

Traducido por Adam Pearcey, 2005.

Traducido al castellano por ignorante y falto de devoción upasaka Losang Gyatso.

1 Mahayana.

2 Paramitayana.

3 En la moralidad, concentración, y sabiduría.

4 Los Cinco Caminos Mahayana.

5 Los Diez Bhumis o Niveles de los Bodhisattvas.